Despejamos todas las dudas sobre la Hernia de Disco

Share

La hernia de disco es una de las patologías más comunes que sufre la población, por ello hemos querido despejar todas las dudas que surgen alrededor de esta patología. Hemos preguntado a Isaac Fernández, director de Xtensal Training and Wellness, referente dentro del mundo de la Biomecánica, las Patologías y el método Pilates, presenter en conferencias nacionales e internacionales, docente en la Universidad de Granada durante los cursos 2010/2011  y 2011/2012 y autor de los libros “Biomecánica I y II aplicada al Método Pilates”

Agenda de Pilates: Yo creo que lo primero que debemos hacer es empezar por definir qué es una hernia de disco.

Isaac Fernández: La hernia discal es una patología en la que parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce un intenso dolor.

Cómo se produce una hernia de disco

Agenda de Pilates: ¿Qué sintomatología presenta una hernia de disco?

Isaac Fernández: Los segmentos de la columna donde más se producen las hernias discales son las cervicales y las lumbares, por ser las zonas de mayor movilidad. En el caso de la hernia de disco lumbar, la sintomatología que puede presentar es:
• Dolor en la espalda baja severo
• Dolor irradiado a los glúteos, las piernas y los pies
• Acentuación del dolor al toser, hacer esfuerzos o reír
• Hormigueo o entumecimiento en las piernas o los pies
• Debilidad muscular o atrofia en estados avanzados
• Espasmo muscular

Agenda de Pilates: ¿Existen diferentes tipos de hernias de disco?

Isaac Fernández: efectivamente la hernia discal puede ser:
Parcial: Parte del núcleo se encuentra fuera del disco y otra no.
Total: El contenido discal se halla libre en el conducto raquídeo.

Clasificándolas de menos a más, estas son:

Protusión discal
Fisura discal
Hernia discal
Deshidratación
Disco desgastado
Disco generado con osteofitos
Protrusión
Extrusión
Migración
Secuestro

Tipos de hernia de disco

Agenda de Pilates: ¿Cómo se produce una hernia de disco?
Isaac Fernández: La fisura, protrusión o hernia discal se producen cuando la presión dentro del disco es mayor que la resistencia de la envuelta fibrosa. Como la envuelta fibrosa es un tercio más gruesa en su pared anterior que en la posterior, la mayoría de las fisuras, protrusiones y hernias se producen en esta última. El dolor puede iniciarse de inmediato o hacerse progresivamente más intenso.
La parte más baja de la espalda o región lumbosacra soporta el peso del cuerpo y el peso de los objetos que llevamos. Un disco se puede herniar (hernia discal) tras un esfuerzo más o menos intenso, como puede suceder al agacharnos a levantar un peso.
Un efecto similar se puede conseguir repitiendo movimientos de flexo-extensión con una carga más pequeña o incluso sin carga. En cada ocasión se generan pequeños impactos contra la pared posterior de la envuelta fibrosa.
Estos mecanismos ocurren mucho más fácilmente cuando los músculos de la espalda son poco potentes. Si están suficientemente desarrollados, esos músculos protegen el disco por varios mecanismos.

Agenda de Pilates: ¿Puedo tener una hernia de disco sin dolor?
Isaac Fernández: Si siempre y cuando el disco intervertebral no toque ninguna vaina nerviosa. Es decir, sin signos neurológicos focales Estar asintomático no te exime de estar en posesión de un caos estructural importante.
En un meta-análisis en el New England Journal of Medicine encontró que el 85% de los casos de dolor de espalda no tienen diagnóstico definitivo. Es algo que hace que te preguntes por qué hacen esas resonancias magnéticas de todos modos, ¿no es cierto ?
En 1994, el New England Journal of Medicine publicó un estudio en el que médicos especialistas observaron imágenes de resonancia magnética de 98 espaldas de pacientes asintomáticos. Los investigadores señalaron lo siguiente:
“El 52 % de los sujetos presentaba protuberancia discal en al menos un nivel vertebral, el 27 % ese problema discal era ya una protusión discal, y el 1 % presentaba una hernia de disco (lo que representa en total el 82 % de los sujetos estudiados). El 38 % presentaba alteraciones en más de un disco intervertebral.”

Con una hernia de disco debes hacer ejercicio.

Agenda de Pilates: Y con una hernia de disco, ¿puedo hacer ejercicio?
Isaac Fernández: Debes hacer ejercicio. (sentencia Isaac)

Muy a menudo se habla de la necesidad del ejercicio y del movimiento para mejorar la salud y por los cambios que sufre el organismo durante la vida, por lo que los gimnasios se llenan de gente jugando al pádel, haciendo ciclismo o levantando pesas. Pero respecto al desarrollo de las actividades diarias no hay prácticamente atención. Desde que nos levantamos por la mañana hasta que volvemos a meternos en la cama por la noche hay un gran número de actividades que realizamos que requieren una precisión y un control de movimiento importante. Y en las que un correcto patrón de movimiento y alineación son básicos para el correcto de la actividad en sí.
En definitiva, El MOVIMIENTO EFICIENTE es muy difícil de realizar si la ALINEACION es INCORRECTA. Partiendo de esta base se habrá recuperado en gran medida el desajuste mecánico que se esté tratando.

“La alineación es una consecuencia de la estabilización” Isaac Fernández

El objetivo que siempre ha perseguido tanto el Método Pilates como el mismísimo Joe, ha sido el de salud integral basada en la funcionalidad articular y el control equilibrado entre cuerpo, mente y espíritu. Si pensamos ahora que es lo que persigue la rehabilitación, vemos que el objetivo es común e integrador en ambas disciplinas: restaurar la funcionalidad muscular y articular, el equilibrio y los rangos de movimiento.
La fama que ha adquirido el Método no ha sido por casualidad. Cada vez más profesionales de la salud ven en su práctica, siempre profesional, una gran batería de ejercicios que pueden en gran medida, ayudar a pasos agigantados a la rehabilitación y sobre todo a la post-rehabilitación, mediante un sistema de movimientos controlados y fluidos que tienen su origen en una base estable, Centro Abdominal o POWERHOUSE, como lo definió el propio Joseph. Haciendo hincapié en la respiración tridimensional, Organización Escapular, articulación vertebral, estabilización, alineación y demás principios originarios Xtensal.

Isaac Fernández durante el I Congreso de Pilates de Madrid presentando su trabajo para alumnos con dolor crónico

Desde un punto de vista clínico, el trabajo realizado en Pilates precisa de la sinergia entre multitud de músculos que se contraen de modo isométrico, concéntrico y excéntrico. A su vez se fundamenta en la estabilidad lumbo-pélvica, movilización segmentada de la columna vertebral, movilización y organización escapular, así como de cadera y resto de articulaciones. Es un método basado en la precisión y la estabilidad articular, la resistencia muscular, la coordinación y el equilibrio.
Es importante dejar claro que el profesional de Pilates ayudará a la recuperación de una lesión pero no tiene por que curarla. Para ello están los profesionales de la rehabilitación.
Y es en la post-rehabilitación donde podrán dejarse ver mayormente los beneficios del método.
La atención que debe prestársele a una patología concreta es la misma que le prestaríamos a un cliente “sano” con respecto a sus necesidades individuales. El grueso de la clase será un trabajo a nivel general y que respete las limitaciones generadas por el desequilibrio mecánico en concreto y tan solo dedicaremos entre 15/20 minutos al trabajo específico del área lesionada.
Joseph Pilates describió con su método la conciencia corporal y el control del movimiento con el correcto uso de la gravedad. Afirmaba que la Contrología llevaba a un equilibrio perfecto entre cuerpo, mente y espíritu. Sin que prevaleciese un control dominante exclusivo por ninguno de ellos.
Asimismo estaba convencido que la articulación de la columna ayudaba a sanar cualquier tipo de dolencia. Hoy en día justificamos esta afirmación mediante el principio de descompresión y elongación axial.

De acuerdo con sus premisas para sentirse bien solo hay que mantener una postura correcta y respirar correctamente. Casi nada… ¿verdad?

“Para sentirse bien solo hay que mantener una postura correcta y respirar correctamente” 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *