¿Conoces el SuPilates?

Share

 

Creí que ya lo había leído y oído todo acerca de las distintas ramas que han salido del Método Pilates, pero me equivoqué cuando leí que se ha puesto de moda esta modalidad que combina Surf de remo y Pilates en Hong Kong, pero que ya está consolidado en USA y Australia, y en España ya se puede practicar en algunas de nuestras playas.

Os dejo el artículo completo.

 

Nuevo entrenamiento que combina Pilates y “Surf de Remo”

Jeanette Wang

Esta combinación inusual se establece como un entrenamiento de fitness popular.

Es una mezcla poco probable: por un lado, un ejercicio Alemán de casi un siglo de antigüedad basado en la precisión y el control; por otro, un deporte Hawaiano del siglo 21 que evoluciona del surf.

Sorprendentemente, Pilates y el “Surf de Remo” (SUP)   son una buena combinación – de cuya unión surge el término SUPilates – tal como descubrí hace dos semanas en una clase en Stanley Main Beach.

SUPilates 1
Desde la izquierda: Donna Cornish, Sasha Southwell, el entrenador Jason Clark, la editora de salud editor Jeanette Wang y Rye Bautista en una sesión de entrenamiento en Stanley Main Beach.

Aunque esta actividad ha ganado popularidad en USA y Australia durante los últimos dos o tres años, no ha sido hasta ahora cuando ha llegado a las costas de Hong Kong. Jason Clark, fundador de PilatesAthlete, es la única persona que ofrece cursos de SUPilates en la ciudad. Desde Agosto, ha estado dirigiendo clases los fines de semana, entrenando a un total de 200 participantes de edades entre los 6 a los 60.

Algunos de los asistentes son estudiantes de Pilates, algunos de “Surf de Remo”. Alguno no han hecho ninguno de los dos deportes y están buscando un reto deportivo que sea diferente. “Los asistentes son de todos los niveles”, dice Clark, que viene de Sidney.

Mi clase incluye a las amigas Donna Cornish, de 48, y Karen Demarco, de 41, nuevas en SUPilates.

“Habíamos intentado probarlo durante un tiempo”, dice Cornish, empresaria de vino y joyería. “Me atrae porque se realiza al aire libre. Con este tiempo tan maravilloso, es mucho mejor que estar atrapado en un gimnasio todo el día. Pilates y el “Surf de Remo” es una buena combinación para en fitness”.

Pilates, practicado sobre colchoneta o en una máquina llamada Reformer, se centra en una respiración adecuada, la correcta alineación de la pelvis y la columna, y la concentración en movimientos suaves y fluidos. Los ejercicios de Pilates ayudan a desarrollar músculos largos y esbeltos y un “core” fuerte (la musculatura profunda de los abdominales próxima a la columna). También mejoran la flexibilidad y la postura, y se practican por atletas profesionales para prevenir lesiones.

El “Surf de Remo” conlleva mucha más acción y adrenalina. Los remeros se deslizan por el agua de pie sobre una tabla similar a las de surf – un poco más largas, anchas y planas – y se impulsan utilizando un remo extra-largo que es tan alto como el remero. Además del equilibrio, el deporte requiere fuerza en el core, brazos, espalda y hombros. Es un gran entrenamiento para el corazón.

Juntos, el Pilates y el “Surf de Remo” se complementan el uno al otro. Karen Mirlenbrink, instructora de fitness y corredora de “Surf de Remo” de Florida, USA, es considerada como la creadora del SUPilates en 2011.

“Para los seguidores del Pilates, el “Surf de Remo” es una gran actividad para resaltar cómo la realización de varios movimientos beneficia al cuerpo”, dice Clark, un entrenador veterano de Pilates que empezó el “Surf de Remo” hace un año.

El “Surf de Remo” es también una gran actividad para aquellos que prueban el Pilates por primera vez, ya que los estudiantes sentirán inmediatamente cómo los músculos – que intentamos activar en un estudio – se activan automáticamente porque tienen una superficie cambiante e impredecible.

Asimismo, mientras los estudiantes en una clase de Pilates pueden pensar que tienen una buena técnica y encuentran fáciles los movimientos, el “Surf de Remo” resaltará cualquier defecto y problemas en los movimientos, te caerás de la tabla.

Cuatro meses después de tener un bebé, mi meta para el nuevo viaje hacia el SUPilates era solo este: no caerme de la tabla. Mis músculos abdominales internos no han vuelto todavía a su estado anterior al embarazo, que fueron perfeccionados tras años de entrenamiento para triatlones y carreras de montaña.

Mantenerse de pie sobre la tabla o hacer el ejercicio Roll Up de Pilates (como un crunch, pero con las piernas estiradas) es un reto.

Afortunadamente, había probado el Pilates un par de veces, y el “surf de Remo” una – en un mar picado de vacaciones en Filipinas el año pasado durante la temporada de huracanes.  Así que no iba a ciegas.

Tras una leve demostración en tierra de cómo remar, Clark nos lanzó al agua. Los novatos nos arrodillamos sobre la tabla para un mejor equilibrio y remamos hacia el mar, algo relativamente fácil de hacer.

Nos reunimos a unos 100 o 200 metros de la orilla, y Clark empezó el circuito de Pilates.

Empezando con el Roll Up, fuimos avanzando progresivamente con ejercicios más duros, incluyendo el Teaser (como el crunch, pero con las piernas estiradas en un ángulo de 45 grados), la Tabla, Cuadrupedia (sobre manos y rodillas, elevando y extendiendo brazos y piernas de forma alternativa), el Push Up, Side Lift y Spine Twists.

 

SUPilates 2
Jeanette Wang y Jason Clark. Fotos: Jerome Favre

 

 

 Ya que los ejercicios se realizan sentados o en posición horizontal, encontré bastante sencillo mantenerme sobre la tabla, aunque era más duro mantener la posición debido a la inestabilidad añadida. Mientras más débiles sean los músculos, más se mueve la tabla.

No ayudó que, según dijo Clark, las condiciones ese día eran más irregulares de lo normal. Pasamos casi la mitad del tiempo remando, ya que nos íbamos acercando a la orilla.

Un poco más lejos en el mar había un grupo de unas 10 personas haciendo yoga sobre tablas de “Surf de Remo” – otra actividad fitness de moda. Ya que el Yoga se centra en la meditación, me preguntaba lo difícil que debe ser mantener la calma entre el oleaje.

Tras unos 20 minutos, conseguí el coraje suficiente para intentar mantenerme de pie sobre la tabla. El secreto es encontrar el punto entre estar demasiado tenso y demasiado relajado. Levantarme requirió mucha más concentración que arrodillarme, y pude sentir mi core trabajando de inmediato. Remé con cuidado, intentando no excederme y perder el equilibrio.

Estando de pie, Clark nos pidió hacer sentadillas con el remo en la mano con los brazos extendidos sobre la cabeza. Esa fue mi perdición – literalmente. Sólo una ligera pérdida de concentración y la tabla se volteó, enviándome directamente al mar.

“Me gusta el hecho de que siempre estás alerta cuando haces SUPilates”, dice Demarco, Director de Estrategias de una firma legal, tras los 60 minutos de clase.

“Si estuvieras haciendo ejercicios de Pilates sobre una colchoneta en una sala, podrías parar y descansar. Pero aquí, no puedes tomarte un respiro. Tienes que estar atento a tus alrededores y tienes que continuar remando para asegurarte de no estrellarte contra la orilla”.

Ya que tienes que estar constantemente en acción, Clark dice que quemas más calorías y el cuerpo se transforma más rápidamente con el SUPilates comparado con el Pilates normal.

Para mí, la atracción al SUPilates se cimienta en el escenario: sol, mar, el sonido de las olas, el aire fresco y la brisa fresca. Prefiero eso en lugar de un gimnasio con aire acondicionado cualquier día.

Pilates-athlete ofrece clases de SUPilates por 42€ por persona durante 60 minutos, incluyendo el alquiler de la tabla. Los participantes necesitan poder nadar unos 50 metros.

 

 

Traducido por Laura Garvi. El artículo original en inglés puedes leerlo aquí .

¿Conocías el Supilates? ¿Lo has practicado? Cuéntanos tu experiencia. Y si te ha gustado el post puedes compartirlo a través de la barra inferior.

 

 

 

Share

2 thoughts on “¿Conoces el SuPilates?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *